(CNN) — Once bebés recién nacidos murieron después de que estalló un incendio en la sala de neonatología del hospital Mame Abdou Aziz Sy Dabakh en la ciudad de Tivaouane, en el oeste de Senegal, dijo el jueves el presidente del país, Macky Sall.

“Me acabo de enterar, con dolor y consternación, de la muerte de 11 bebés recién nacidos”, dijo Sall en un tuit.

“Expreso mi profunda compasión por sus madres y sus familias”, agregó.

El presidente senegalés ha pedido una investigación para determinar la causa del incendio del hospital, dijo a los periodistas el ministro del Interior del país, Antoine Félix Abdoulaye Diome, durante su visita al hospital durante la noche del miércoles.

“Más allá de eso, pidió que miráramos todo el equipo y la infraestructura dedicada a los recién nacidos que necesitan ayuda con máquinas para su cuidado”, dijo Diome.

“Lo vamos a hacer aquí en Tivaouane y en todos los hospitales de Senegal donde hay servicio de neonatología”, añadió.

CNN se ha comunicado con el hospital, pero aún no ha recibido una respuesta.

En un comunicado emitido más tarde el jueves, el Ministerio de Salud del país dijo que se había puesto en marcha un plan de respuesta de emergencia y que «se están haciendo arreglos para ayudar a las familias de las víctimas».

El comunicado del ministerio agregó que el ministro de Salud, Abdoulaye Diouf Sarr, quien asistirá a la Asamblea Mundial de la Salud en Ginebra, interrumpió su viaje y regresará hoy a Senegal.

El ministro de Planificación Territorial y Gobierno Local de Senegal, Cheikh Bamba Dièye, calificó el fatal incidente como «horrible e inaceptable» y pidió una investigación sobre los sistemas de salud del país.

“Estoy consternado por la horrible e inaceptable muerte de 11 recién nacidos en Tivaoune. La recurrencia de tragedias en nuestros hospitales nos recuerda la obligación de revisar minuciosamente la calidad del servicio en nuestros hospitales. Mis condolencias a las familias”, a- él declarado. en una publicación de Twitter.