En este momento estás viendo ¿Los bebés tienen una crisis de sueño a los 3 meses?

¿Los bebés tienen una crisis de sueño a los 3 meses?

Los bebés no tienen un ritmo de sueño regular hasta el sexto mes de vida. De hecho, el llanto nocturno es característico durante los primeros tres meses, pero esto no significa que sufra una crisis de sueño. En este artículo de Apoteka te contamos cómo duermen los pequeños y qué rutinas debes seguir para que el sueño sea totalmente placentero y reparador.

Tal y como explica la Asociación Española de Pediatría (AEP), durante los primeros seis meses de vida los bebés se despiertan con frecuencia. En esta etapa, el crecimiento es muy rápido y es probable que pidan el pecho o el biberón con frecuencia para satisfacer sus necesidades. Por eso, es preferible no encender la luz ni jugar con el bebé para que se vuelva a dormir lo antes posible.

Un proceso que varía según se esté amamantando o bebiendo leche en polvo. En el primer caso, los bebés tardan más en establecer un patrón de sueño prolongado durante la noche. Durante la alimentación artificial, es posible que los descansos nocturnos sean más largos.

Sin embargo, los pediatras indican que estas interrupciones no son «perjudiciales» porque sirven «al modelo natural de desarrollo humano». Además, la farmacéutica Susana Suárez Sanz recuerda que, tanto en niños como en adultos, cada noche se producen una serie de despertares nocturnos (menos de 30 segundos) que interrumpen el sueño y no suelen recordarse al día siguiente.

En los bebés puede haber cinco u ocho despertares, tras los cuales esperan encontrarse en la misma situación en la que se encontraban cuando se quedaron dormidos. “De ahí la importancia de que un niño pequeño empiece siempre el sueño nocturno en la cuna o cama y no en otro lugar”, añade.

Evitar una crisis de sueño en un bebé de 3 meses

Evitar una crisis de sueño en un bebé de 3 meses

Durante sus primeros meses de vida, el bebé pasa la mayor parte del tiempo durmiendo. Para empezar a educarte sobre el sueño, la experta recomienda seguir estas indicaciones hasta el tercer mes:

Por otro lado, la AEP señala que es normal que los niños tarden entre 20 y 30 minutos en conciliar el sueño y, durante este tiempo, no es aconsejable la presencia de los padres. Sin embargo, sí indican que si el pequeño empieza a llorar es importante calmarlo en brazos y luego regresarlo a la cuna. “Siempre hay que escuchar el llanto del bebé”, enfatiza.

Si bien puede contener declaraciones, datos o notas de instituciones o

Deja una respuesta