En este momento estás viendo Libros para bebés: claves para un mercado en expansión inventando lectores

Libros para bebés: claves para un mercado en expansión inventando lectores

Están en una mesa en un bar, en la acera. Unos metros después del 15 con todo su rugido, un niño arrastra 7 perros amarrados a la cintura, dos personas descargando cajas de camiones y se escucha una animada charla de loros en las copas de los árboles. El café se está enfriando en la mesa. Ella tiene un pequeño libro en sus manos y está leyendo en voz alta. Los ojos del bebé van del rostro de su madre al libro y de un lado a otro y tiemblan y hormiguean a cada paso de la página. La escena puede estar aislada, pero no lo está. Cada vez se encuentran más libros sobre ruidos de bebés, colgados de cochecitos y entre teléfonos móviles, ositos de peluche y juguetes. Los libros para bebés ocupan un lugar destacado en los tablones de novedades de las librerías, aumentan las ventas y son una fuerte apuesta para muchas publicaciones.

Desde hace algunas décadas, académicos, investigadores médicos y expertos han afirmado que acercar libros, relatos e historias en los primeros años de vida es un factor vital para el desarrollo de la psique, pero también de la capacidad de pensar y comprender el Psique. mundo. La lectura favorece el desarrollo cognitivo y afectivo de los infantes ya que propicia encuentros, diálogos e intercambios.

La pregunta inmediata es ¿qué significa leer cuando se trata de bebés? “Decimos que la lectura crea significados sobre las cosas del mundo. Y hay cosas que se leen con el olfato, otras con el oído, otras con la mirada, otras con los dientes o con el propio movimiento del cuerpo, otras con el contacto físico… todos los sentidos están abiertos, muy sensibles, a captar la realidad y transformarla en lenguaje. Los bebés leen con todos los sentidos”, dice María Emilia López, experta en Educación Inicial y Literatura Infantil, en el cuadernillo Nidos de Lectura, elaborado por el Ministerio de Educación de la Nación y diseñado para compartir experiencias educativas comunitarias -a tomar lo mínimo y lo más el menos.

“En un espacio donde hay libros, los niños caminan o se sientan sobre ellos triunfantes, o lucen con orgullo un gran álbum a modo de sombrero. Cuando les leemos un cuento, se divierten leyéndolo solos, a su manera, imitando al adulto y demostrando que para ellos es importante poder tratar el libro como les plazca. El niño pequeño siempre está en movimiento y cuando agarra un libro, a menudo se da por vencido rápidamente, pero al momento siguiente quiere volver a tomarlo. Atribuye el álbum de cierta manera, pero con sus tratamientos, también atribuye su contenido”, dice la psicóloga francesa y experta en desarrollo Marie Bonnafé en Libros, eso es bueno para los bebés.

Así, desde hace un tiempo, la industria del libro empezó a pensar en los infantes -esos sujetos sin lenguaje- como lectores y, cuando se estaban reuniendo las condiciones técnicas del país para producir libros de cartón duro -aquellos que resistían el uso intensivo de los niños- con materiales seguros, el mercado comenzó a expandirse. “A diferencia de otros casos, la industria ofreció una intervención cultural que se inserta en la sociedad y no al revés. Este es un proceso muy interesante porque habla de la capacidad de la industria para intervenir culturalmente significativa”, enfatizó Raquel Franco, directora de sello de Little Editor.

Judith Wilhelm, editora de Calibroscope, dice que la colección Flying Fish, dedicada a los primeros lectores, fue la primera de la editorial en 2005: «La idea -dijo- era sumar libros para bebés y niños pequeños de calidad plástica y literaria, algo que no era extenso en ese momento. Los libros para los más pequeños estaban plagados de estereotipos televisivos y de estética comercial o sobre todo libros de preparación y aprendizaje. Queríamos contar historias”, resume.

Por su parte, Franco, que lanzó la colección Los Duraznos en 2016, coincide: “Intuíamos la necesidad de contenidos literarios donde la palabra fuera la protagonista. Comenzamos investigando los desarrollos de los expertos. Rastreamos información y saberes en América Latina y Estados Unidos ‘preocupación por la lectura en la primera infancia y con todo ese saber y ese saber empezamos a buscar textos que reflejaran lo que teníamos’ que aprender”.

La colección tardó algunos años en armarse, pero hasta el momento cuenta con 24 títulos: «Teníamos muy claro que los libros tenían que incluir música por la sensibilidad del bebé a la música y al ritmo en esos momentos de construcción del lenguaje en Seleccionamos artistas que trabajan». con la primera infancia buscamos canciones y textos tradicionales con mucha rima, mucho ritmo y mucha música”, apunta Franco.

También en 2016, Maria Fernanda Maquieira lideró un equipo de investigación del sello Loqueleo para desarrollar un proyecto mundial con libros para el inicio de la vida que culminó con la colección Dadá y Lelé, escrita por Gabriela Keselman y Huemula. “Hicimos un libro de tela para dormir, un libro de plástico para el baño y un libro de cartón para el paseo. También pensamos en un libro 0 que es anterior a la llegada del bebé, algo así como una invitación para que cada familia arme su propio álbum y este se convierta en una copia única e íntima de la familia que espera la llegada del bebé”. , reseña Maquieira. En el desarrollo de la colección, la autora y experta colombiana Yolanda Reyes, directora del proyecto cultural de formación lectora Espantapájaros y autora del libro La casa imaginaria, brindó valiosos consejos para la difusión y sensibilización sobre la importancia de la lectura en galés. Primeros años de vida.

“Es un segmento que ha crecido mucho últimamente, teniendo en cuenta que hasta hace poco tiempo los bebés no eran considerados lectores, el cambio en ese patrón ha dado lugar a un espacio muy interesante”, dijo Paula Fernández, editora de la marca Ojoreja, ha liderado el desarrollo de colecciones como como Primera Poesía, con textos de autor que invitan a la experiencia poética; Charitos, que incorpora un lenguaje abstracto, y otros como Pudú, que explora el universo de los paisajes autóctonos, o el reciente Tiki taka que abre las puertas al juego. “Todos ellos ofrecen fortalecer la variedad de experiencias afectivo-literarias que podemos vivir”, dijo Fernández.

En el mismo sentido, Eloise Alemany, de la editorial Periplo, que tiene un amplio catálogo dedicado a los primeros años, afirma que todos los nuevos lanzamientos deben medirse para no saturar el mercado sino aportar en cada título: «El single Queda el reto más importante: entender lo que disfrutan los más pequeños».

Se juega ahora, una vez combinado el segmento, el desafío de cada creador y la apuesta de cada sello editorial, alerta por el aumento de los costos de producción. Si hace poco más de una década solo circulaban unos cuantos libros conceptuales, copias costosas de cifras, números, letras, animales, hoy no solo las mesas de libros para bebés han recuperado hermosas ediciones de clásicos como los de Federico o los pequeños. el ratón Pete de Graciela Montes, pero hay audiolibros, poesías, cuentos recurrentes, rimas, rimas y canciones con variadas propuestas artísticas y estéticas.

Con un mercado potente y heterogéneo, la tarea básica vuelve a los mediadores, madre, padre, abuela, tío, docentes y bibliotecarios encargados de la elección. Pero esa es otra nota.

Poemas de Blanca Varela, seleccionados de sus libros Ese puerto existe, La luz del día, Valses y otras falsas confesiones, Canción de villano, Ejercicios materiales, El libro de barro, Concierto animal y El falso teclado.

¿Qué hizo Gloria Fuertes?

¿Qué hizo Gloria Fuertes?

Gloria Fuertes (Madrid, 28 de julio de 1917 – Madrid, 27 de noviembre de 1998) autora de narrativa, poesía, teatro y prolífica autora de literatura infantil y juvenil. Su interés por las letras comenzó a la temprana edad de cinco años, cuando ya escribía y componía sus propios cuentos.

¿Cuántos años tiene Gloria Fuertes?

¿Qué poemas escribio Gloria Fuertes?

5 poemas de Gloria Fuertes

  • Parejas. Todas las abejas con su pareja. Cada pato con su pata. …
  • En los bosques de mi pecho. En los bosques de mi pecho. hay un pájaro encarnado. …
  • En el borde. Sostengo; En la guerra. …
  • Una autobiografía. Gloria Fuertes nació en Madrid. a la edad de dos…
  • pobre culo! El burro nunca dejará de ser asno.

¿Cuál es la familia de Gloria Fuertes?

Gloria Fuertes nació en Madrid en julio de 1917 en el seno de una familia humilde, su madre, costurera y criada; su padre, el portero y portero.

¿Qué logro Gloria Fuertes?

En 1965 ganó el Premio de Poesía de Guipúzcoa con Un tiro, sin veneno, sin cuchillo. En 1966 el premio Lazarillo con Cangura a todo. En 1968 publicó Poeta de Guardia. En 1972 obtuvo la Beca March de Literatura Infantil y Juvenil, que le permitió dedicarse por completo a la literatura.

¿Cuáles son los poemas de Abraham Valdelomar?

¿Cuáles son los poemas de Abraham Valdelomar?

Los poemas completos de Abraham Valdelomar (2020)

  • 7+1 poemas de Abraham Valdelomar.
  • Desoladora. La cruz abre sus brazos sobre el pecho del muerto,…
  • Noche limeña. La ciudad ya duerme…
  • Memorias de la ciudad muerta. …
  • Tristicia. …
  • Hermano ausente en el almuerzo de Pascua. …
  • XI. …
  • Hogar.

¿Qué son los poemas de los escritores? El poema es una composición literaria escrita en versos, donde a través de la rima y otras herramientas del lenguaje, el autor expresa sus emociones e impresiones del mundo.

¿Cuál es el mejor poema de Abraham Valdelomar?

Abraham Valdelomar El mar me dio el guiño de su melancolía; el cielo, la quietud de su belleza; los besos de mi madre, dulce alegría, y la muerte del sol, una vaga tristeza.

¿Qué son características de poemas?

Pueden estar en prosa poética o en verso, y pueden o no conservar la rima tradicional y las estructuras de medida. Suele utilizar un lenguaje metafórico, abundante en ritmos poéticos y figuras retóricas, o en licencias imaginativas. Gracias a estos dispositivos, el poema se parece más a la canción que a la historia.

¿Qué temas aborda la poesía de Varela?

¿Qué temas aborda la poesía de Varela?

El autor afirma que los temas recurrentes en su poesía son «la pérdida, la experiencia del vacío y el exilio». Varela concibe la vida como defectuosa, alejada de la trascendencia o del sentido más allá de la existencia concreta.

¿Qué acontecimiento marcó la vida de Blanca Varela? A partir de 1947 comenzó a colaborar en la revista Las Moradas dirigida por Emilio Adolfo Westphalen. En 1949 llegó a París, donde entró en contacto con la vida artística y literaria de la época, encabezada por Octavio Paz, quien lo vinculó al círculo de intelectuales latinoamericanos y españoles radicados en Francia.

¿Qué poeta peruano de la Generación del 50 recibió el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana?

La peruana Blanca Varela gana el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana.

¿Qué libro de Blanca Varela recoge sus poemarios El libro de barro y Ejercicios materiales?

Tras un largo silencio, en los años noventa Blanca Varela publicó tres muy buenos poemarios: Ejercicios materiales (1991), El libro de barro (1993) y Concierto animal (1999).

Deja una respuesta