Como tal, la hipotonía muscular en lactantes no es una enfermedad sino un signo clínico caracterizado por flacidez, falta de resistencia al movimiento y movilidad reducida en el lactante. A su vez, la hipotonía se asocia con déficits en el desarrollo psicomotor.

Si bien no hay datos exactos al respecto, la revista Mejor con Salud indica que la hipotonía muscular en los bebés ocurre en promedio entre el 2 y el 3% de los recién nacidos y lactantes. «Alrededor del 80% de los casos son benignos y evolucionan positivamente».

Así, las causas de esta condición son múltiples. La Asociación Valenciana de Pediatría asegura que la hipotonía puede deberse a lesiones que afecten al sistema nervioso central, incluso por parto prematuro, parálisis central, desnutrición, infecciones e incluso el consumo de alcohol o drogas que tuvo la madre durante el embarazo.

Asimismo, la hipotonía muscular puede ser efecto de patologías presentes en la madre durante el tratamiento, tales como enfermedades como diabetes mellitus, diabetes gestacional, lupus, epilepsia, miastenia, miotonía o hiperlaxitud articular, entre otras. Otra causa también puede estar relacionada con los abortos repetidos que haya tenido la madre o incluso con la edad avanzada en la que quedó embarazada.

¿Cuál es el tratamiento de la hipotonía muscular?

¿Cuál es el tratamiento para la hipotonía muscular?

¿Cuál es el tratamiento para la hipotonía muscular?

El diagnóstico de esta condición lleva mucho tiempo en muchos casos, ya que a veces se confunde con condiciones como el retraso psicomotor o la encefalopatía. Si el bebé presenta alguno de los síntomas mencionados, es importante llevarlos a la atención de un médico especialista y realizar un examen de la historia clínica y genética de la familia, así como las circunstancias en las que se produjo el embarazo y el parto.

Después de eso, se debe examinar al bebé para evaluar las habilidades sensoriales y motoras, los reflejos, el equilibrio, la coordinación y el estado mental. Y normalmente, después de este procedimiento, los médicos especialistas pueden prescribir una serie de pruebas médicas, como una resonancia magnética o tomografía computarizada del cerebro, análisis de sangre, electromiografía, electroencefalograma, biopsia muscular e incluso pruebas genéticas.

Con los resultados de las pruebas es posible determinar la causa real de la hipotonía y de ello dependerá el tratamiento. Si la condición es hereditaria, no hay cura para ella; pero si por el contrario sucede por alguna otra razón, se puede iniciar un tratamiento que tenga como objetivo estimular, fortalecer y trabajar los músculos afectados.

Esta estimulación incluye masajes y ejercicios indicados por un profesional. Mejor con la salud, indica que algunos de ellos se pueden utilizar a través de la fisioterapia para ayudar a controlar los movimientos, con la terapia ocupacional para desarrollar la motricidad fina, así como el programa de estimulación sensorial que promueve la respuesta a los estímulos, y la terapia del habla y lenguaje.

Es fundamental entender que esta condición en sí misma no pone en peligro la vida del bebé por lo que los tratamientos deben ser constantes para que se vea una mejoría y se pueda superar la hipotonía. Para los casos que no tengan cura definitiva, el menor deberá recibir apoyo médico y emocional para sobrellevar el padecimiento.

¿Cómo normalizar el tono muscular?

¿Cómo normalizar el tono muscular?

Normalización del tono: la estimulación sensorial controlada se utiliza para provocar reflexivamente una respuesta muscular…. Las herramientas utilizadas para lograr los objetivos del Método Rojo son muy fáciles de lograr:

  • un pincel o cepillo,
  • un cepillo de dientes eléctrico,
  • hielo,
  • diferentes texturas,
  • pelotas.

¿Cuando hay hipertonía?

¿Cuando hay hipertonía?

Hipertonía significa aumento del tono muscular («hiper» significa excesivo o aumentado). Cuando alguien tiene hipertensión, sus músculos están rígidos y rígidos. Les resulta difícil estirarse, doblarse o realizar movimientos simples como tocarse los dedos de los pies o mantener el equilibrio sobre un pie.

¿Qué es una persona hipertónica? Las personas hipertónicas, a diferencia de las personas hipotónicas, son extremadamente ágiles y rápidas, captan todo de inmediato y quieren hacer todo a la vez. Son inquietos, siempre están agitados, les cuesta ser constantes y concentrados.

¿Qué es el estado de hipertonía?

Por el contrario, la hipertonía es una tensión muscular excesiva que produce articulaciones que muchas veces quedan trabadas en posturas anormales, cuando intentamos moverlas notamos una resistencia. En cualquier caso, la causa se puede encontrar en el propio músculo o en una de las estructuras nerviosas que controlan el tono.

¿Cómo detectar la hipertonía?

Los síntomas más visibles de la hipertonía en los niños son: El niño se observa tenso, a diferencia del niño hipotónico que es como un muñeco de trapo, el niño hipertónico se mantiene constantemente tenso. Se paran con los puños cerrados y apretados. Piernas en triple flexión o en extensión completa.

¿Cuáles son las causas de la hipertonía?

La hipertonía se define como un aumento anormal de la resistencia a la movilización externa de una articulación observada por el examinador. Y esta hipertonía puede ser el resultado de espasticidad, distonía y/o rigidez, solos o combinados.

¿Cómo saber si mi hijo es Hipotonico?

¿Cómo saber si mi hijo es Hipotonico?

Los bebés con este problema parecen fláccidos y se sienten como «muñecos de trapo» cuando los cargan. Descansan con los codos y las rodillas estirados sin apretar, mientras que los bebés de tono normal tienden a tener los codos y las rodillas doblados.

¿Cómo saber si un niño es hipotónico? Pueden tener un control pobre de la cabeza. La cabeza puede caer hacia un lado, hacia atrás o hacia adelante. Los bebés de tono normal se pueden levantar con las manos del adulto debajo de las axilas del bebé. Los bebés hipotónicos tienden a deslizarse entre las manos.

¿Qué es la hipotonía leve?

La hipotonía se refiere a la disminución del tono muscular, una condición que hace que un niño sea más débil y no interactúe. Por lo general, desaparece por sí solo, pero en otros casos es necesario un tratamiento inmediato, por lo que el diagnóstico precoz es fundamental para lograr la mejoría del paciente.

¿Cómo se cura la hipotonía en los bebés?

Tratamientos para la Hipotonía en Bebés Llevar de forma ergonómica, siempre con el bebé de cara al pecho de los padres, evitando la posición de cuna y las piernas en posición de ‘rana’ o ‘M’ es un gran aliciente para el bebé porque le permite adaptarse a la movimientos