En este momento estás viendo El sueño de los niños: consejos para un mejor descanso

El sueño de los niños: consejos para un mejor descanso

El sueño es un elemento fundamental para asegurar el desarrollo de los niños, tanto a nivel físico como mental

El sueño es un elemento fundamental para asegurar el desarrollo de los niños, tanto a nivel físico como mental

El sueño es un elemento clave para asegurar el desarrollo físico y mental de los niños. Los más pequeños son capaces de dormir solos, aunque hay que enseñárselo. Para ello, es muy efectivo crear rutinas diarias para tu bebé, asumiendo que cada niño es diferente, por lo que es importante monitorear y analizar su comportamiento. Aquí tienes algunos consejos que te ayudarán a mejorar las vacaciones de tu bebé.

1. Asegúrate de que tus siestas sean refrescantes y regulares

Las siestas nos ayudan a regular los niveles de melatonina (una hormona del sueño) y cortisol (una hormona de la actividad y el estrés) en el cuerpo. El exceso de cortisol dificulta el descanso en la infancia y la edad adulta. Cuando un niño duerme bien, tiene un equilibrio hormonal que le ayuda a conciliar el sueño. Para que su bebé se duerma, es importante no forzarlo a dormir, sino simplemente darle la oportunidad de relajarse en un ambiente óptimo para dormir. Esto debe convertirse en rutina e idealmente dormir entre 45 y 60 minutos (ciclo de sueño completo) y de preferencia a oscuras o muy oscuras.

2. Respeta las ventanas para dormir

La ventana de sueño es la cantidad máxima de tiempo que su hijo puede permanecer despierto según su edad.

Menos de 3 meses: 45-90 minutos. En este momento, es importante guiarse por las señales de cansancio más que por el reloj; no hay restricción de sueño.

4-6 meses: 90-150 minutos. Lo ideal es que duerma 3-4 veces dormido.

6-8 meses: 2-4 horas. 2-3 siestas al día.

8 a 13 meses: 2,5-4 horas. Solo 2 siestas al día. La última ventana dura hasta cuatro horas.

13-18 meses: 4,5-6 horas. Preferiblemente 1 siesta, aunque se pueden dar 2.

18 meses a 3 años: 5-6 horas y 1 día de sueño.

3. Identifica los signos de tu fatiga

Mira sus cejas, ceño fruncido, ojos perdidos, o si están entrecerrando los ojos. .

4. Crea un ritual antes de dormir

Saber qué pasará después de un pequeño ritual les ayudará a conciliar el sueño más tranquilos: crema de masaje, pijama, biberón/cofre, lectura de cuentos, una manta y apagar la luz. Esta puede ser una buena forma de empezar con una determinada pauta, a la que puedes añadir otros pequeños gestos que contribuyan a su bienestar y serenidad.

Lo último en OkSalud

Últimas noticias

Deja una respuesta