Un bebé que había estado expuesto a una cesárea en medio de un apagón y solo fue iluminado con un teléfono móvil en una clínica privada desarrolló un hemangioma cavernoso y una úlcera en el oído, que ahora goza de buena salud, dijo Adrián Medina Amarillas.

El secretario de salud dijo que estaba en un hospital general y que lo estaban examinando para ver si el tumor era intracraneal para descartar cualquier consecuencia en el desarrollo.

Explicó que habían respondido a la denuncia de la familia, afirmando que tenía un corte en la oreja y que podría ser una negligencia por parte del personal de la clínica.

“El niño está en perfectas condiciones, fue un acto que se tenía que hacer a pesar de que se fuera la luz”…

“El niño está en perfectas condiciones, fue un acto que se tenía que hacer a pesar de que se fuera la luz”...

“No hubo cortadura en la oreja, nació con un hemangioma cavernoso en una oreja, al extraerlo, durante la cesárea, hubo una laceración, hubo sangrado, es un tumor con muchos vasos sanguíneos y se hizo una sutura para evitar que sangrara”, detalló el secretario.

“No hubo cortadura en la oreja, nació con un hemangioma cavernoso en una oreja, al extraerlo, durante la cesárea, hubo una laceración, hubo sangrado, es un tumor con muchos vasos sanguíneos y se hizo una sutura para evitar que sangrara”, detalló el secretario.

Actualmente, el recién nacido es atendido por personal de pediatría del Hospital General.

Por su parte, la Comisión Nacional para la Protección de Riesgos Sanitarios (Coepris) visitó una clínica donde se encontró una planta eléctrica para emergencias, pero no funcionaba durante un corte de energía.

La semana pasada la clínica estuvo cerrada por unos días y publicaron una página mencionando que era por motivos administrativos; LA VOZ DE LA FRONTERA pidió opinión a la clínica pero se la negaron.

Un bebé que había estado expuesto a una cesárea en medio de un apagón y solo fue iluminado con un teléfono móvil en una clínica privada desarrolló un hemangioma cavernoso y una úlcera en el oído, que ahora goza de buena salud, dijo Adrián Medina Amarillas.

El secretario de salud dijo que estaba en un hospital general y que lo estaban examinando para ver si el tumor era intracraneal para descartar cualquier consecuencia en el desarrollo.

Explicó que habían respondido a la denuncia de la familia, afirmando que tenía un corte en la oreja y que podría ser una negligencia por parte del personal de la clínica.

“El niño está en perfectas condiciones, fue un acto que se tenía que hacer a pesar de que se fuera la luz”…

“El niño está en perfectas condiciones, fue un acto que se tenía que hacer a pesar de que se fuera la luz”...

“No hubo cortadura en la oreja, nació con un hemangioma cavernoso en una oreja, al extraerlo, durante la cesárea, hubo una laceración, hubo sangrado, es un tumor con muchos vasos sanguíneos y se hizo una sutura para evitar que sangrara”, detalló el secretario.

Actualmente, el recién nacido es atendido por personal de pediatría del Hospital General.

Por su parte, la Comisión Nacional para la Protección de Riesgos Sanitarios (Coepris) visitó una clínica donde se encontró una planta eléctrica para emergencias, pero no funcionaba durante un corte de energía.

La semana pasada la clínica estuvo cerrada por unos días y publicaron una página mencionando que era por motivos administrativos; LA VOZ DE LA FRONTERA pidió opinión a la clínica pero se la negaron.