En este momento estás viendo Consejos para evitar ahogamientos en playas y piscinas

Consejos para evitar ahogamientos en playas y piscinas

El ahogamiento ocurre cuando el cuerpo se ve privado de oxígeno, de modo que los pulmones se llenan de agua y es imposible respirar. Ahogarse puede dañar algunos órganos, especialmente el cerebro, e incluso puede ser fatal.

Este es un accidente que puede ocurrir rápida y silenciosamente y le puede pasar a cualquiera. Para evitar esto, es importante aplicar varios consejos de seguridad, especialmente con bebés y niños pequeños.

Los expertos de Medline Plus recuerdan que cualquiera puede ahogarse, incluso con una pequeña cantidad de agua, pero para los niños y los bebés la situación es más peligrosa, ya que pueden ahogarse incluso en una bañera o fregadero con solo una pulgada de agua.

Por ejemplo, las bañeras, las piscinas, las piscinas inflables, los jacuzzis e incluso los baldes y fregaderos llenos de agua pueden ser peligrosos y provocar ahogamientos.

Por su parte, los niños mayores y las personas con trastornos convulsivos corren el riesgo de ahogarse en playas y piscinas, al igual que todos aquellos que no sepan nadar.

Con la llegada del calor todos empezamos a ir a playas y piscinas de forma habitual, por eso ahora es importante tener en cuenta varias cosas para evitar ahogamientos tanto en niños como en adultos.

¿Cómo evitar ahogarse en el baño?

Cómo evitar un ahogamiento en el baño

Cómo evitar un ahogamiento en el baño

Para evitar que los niños se ahoguen en el baño, KidsHealth sugiere seguir varios consejos. En primer lugar, es importante no dejar nunca solo a un bebé en el baño, ni depender de niños pequeños para que lo vigilen.

Por ejemplo, cuando bañas a tu bebé y te llaman, es útil envolverlo en una toalla y llevarlo contigo, y nunca confíes en que será por poco tiempo.

Además, nunca use un asiento de baño o un anillo de apoyo sin la supervisión constante de un adulto, ya que el asiento podría volcarse y el bebé podría deslizarse hacia el agua.

Una bañera, cubeta u otro recipiente grande lleno de agua u otro líquido tampoco debe dejarse desatendido cerca de un bebé. En tales casos, instale también un pestillo para la tapa del inodoro y mantenga las puertas del baño cerradas para evitar que los niños entren sin la presencia de un adulto.

Recomendaciones de Seguridad para Playas y Piscinas

Recomendaciones de seguridad en playas y piscinas

Recomendaciones de seguridad en playas y piscinas

En el caso de playas y piscinas, si tenemos una piscina en casa, es útil blindar todo para que un niño o bebé no pueda cruzarla. Es posible que los padres deseen considerar instalar una alarma de piscina o una cubierta de piscina para mayor seguridad, aunque esto no reemplazará una cerca o la supervisión de un adulto.

Todos los juguetes deben retirarse de la piscina una vez que los niños hayan dejado de nadar para evitar que intenten recuperarlos sin supervisión.

No se debe confiar en los dispositivos de flotación inflables, como chalecos, flotadores, brazaletes y mangueras, ya que pueden dar una falsa sensación de seguridad en la piscina y no son muy efectivos para proteger a un niño de ahogarse. De esta forma se pueden utilizar, pero nunca sin la supervisión de un adulto.

También es peligroso usar juguetes como colas de sirena o aletas en la piscina, ya que pueden dificultar la natación y provocar ahogamiento.

En el caso de los adultos, es importante no nadar en una piscina o en el mar bajo los efectos del alcohol, de igual forma es recomendable aprender resucitación cardiopulmonar y supervisar siempre a los niños pequeños y otros adultos que no sepan nadar.

Deja una respuesta