En este momento estás viendo Cómo evitar que el horario de verano interrumpa los patrones de sueño de los niños

Cómo evitar que el horario de verano interrumpa los patrones de sueño de los niños

El horario de verano que estrenamos hoy (a las 02:00 de la mañana de sábado a domingo tenemos que cambiar el horario a las 03:00) y la hora de dormir del bebé son dos cosas relacionadas; de hecho, el cambio de hora podría perturbar el sueño de los niños. Adelantar los relojes una hora en realidad puede afectar su ritmo circadiano; el único lado positivo es que los días empezarán a parecer más largos y habrá más horas de luz, pero todo esto podría afectar también al resto de los pequeños. Ahora, veamos cómo el bloqueo de la luz del día evita que se interrumpan los hábitos de sueño de los niños.

Horario de verano y el sueño de los niños

Horario de verano y el sueño de los niños

¿Cómo minimizar los efectos de los cambios de hora? Aquí hay 5 consejos para ayudar a los niños a sobrellevar la llegada del verano.

Prepárate acostándote hoy más temprano

El primer consejo es acostarnos más temprano la noche que cambiamos la hora, así toda la familia se despertará más descansada. Algunos incluso recomiendan hacer esto durante varias noches antes de que llegue el horario de verano, pero esto probablemente puede ser un poco confuso. Así que lo ideal es hacerlo solo hoy, viernes, que es la noche anterior, para que duermas la misma cantidad de horas. Recuerda también que acostarse más temprano para evitar que los más pequeños se cansen demasiado siempre es una buena idea.

Fomentar la luz en el día y la oscuridad para dormir

El ritmo circadiano está regulado por la luz y la oscuridad. Esta es la razón por la que muchos de nosotros nos despertamos al amanecer y empezamos a sentir sueño poco después de la puesta del sol.

Puede ayudar a que el ciclo de sueño de 24 horas de su hijo se autorregule exponiéndolo a la luz a primera hora de la mañana y asegurándose de que su habitación esté oscura mientras duerme y antes de acostarse. Incluso con el cambio de hora, mantener este hábito saludable es importante para el ciclo natural del sueño.

La importancia de la rutina

A medida que comenzamos una nueva temporada, la rutina de la hora de acostarse puede cambiar y afectar a su niño pequeño. Entonces, otra sugerencia es mantener la rutina diaria constante incluso con el cambio de hora, quizás solo haciendo pequeños cambios.

Intenta ser paciente

Como todos sabemos, los efectos de la falta de sueño afectan a toda la familia. Los niños pueden estar tan confundidos como nosotros acerca de los cambios en el clima, y ​​aunque nuestros cuerpos eventualmente se adaptarán de forma natural, algunos tienen más dificultades que otros. Si notas que tu hijo también se está poniendo más nervioso, recuerda que el sueño puede ser la causa.

Por supuesto, para adultos y niños, el impacto del horario de verano no durará mucho, es solo cuestión de tiempo. Así que lo mejor es esperar a que el cuerpo se acostumbre a estos cambios naturales.

Lo último en Bebés

Últimas noticias

Deja una respuesta