En este momento estás viendo Castaños: Llegan más de 800 inmigrantes

Castaños: Llegan más de 800 inmigrantes

CASTAÑOS., COAH.- Con poca agua y comida, pies lastimados, deshidratados, pero con mucha fe en un futuro mejor, más de 800 inmigrantes sudamericanos arribaron al municipio de Castaños, habiendo pasado dos días en ‘Abasolo Nuevo León con la intención de descansar un poco y continuar su camino hacia la frontera con Estados Unidos.

Los alcaldes Mario Alberto Dávila Delgado del Municipio de Monclova y Juan Antonio Garza García de Castaños fueron los encargados de recibir a este nutrido grupo de migrantes, brindándoles atención médica y humanitaria para que puedan seguir su saludable camino.

Fue el Alcalde de Monclova quien informó que como ayuda extraordinaria a las familias migrantes, se puso a disposición un total de 10 camiones para trasladarlos al Centro Familiar La Vid en el centro de Monclova, donde los esperaban apoyo, medicinas, alimentos. , agua y otros elementos necesarios para continuar su viaje.

Por su parte, el alcalde Juan Antonio Garza García dijo que en el examen médico que les realizó a estos hombres y mujeres, en su mayoría venezolanos, logró detectar personas con deshidratación, insolación y ampollas en los pies, pero nadie necesitaba un médico en el hospital. atención.

Los concejales coincidieron en que la migración continuará, este es el segundo grupo más grande de migrantes de Sudamérica que se recibe en la zona centro del estado, por ello se ha llamado a la población e instituciones a donar además de alimentos y agua, medicinas, pañales, leche infantil, artículos de higiene así como ropa, calzado y material de curación para todos ellos.

Lea también: Aumentan contagios de Covid

SOMOS PADRES QUE QUEREMOS UNA MEJOR CALIDAD DE VIDA PARA NUESTROS HIJOS

Dentro de este grupo de más de 800 inmigrantes, había padres, los más pequeños, con sus hijos pequeños en la mano, en carritos de supermercado y en carriolas improvisadas, quienes, tras un breve descanso, prosiguieron su éxodo con miras a llegar a la Estados Unidos. , cruzan el río y buscan una mejor calidad de vida para sus seres queridos, sin embargo, aunque tienen una fe fuerte, el miedo los embarga cuando cargan a sus pequeños bebés, quienes dentro de su inocencia desconocen. el riesgo que están experimentando.

“Estuvimos en campamentos en Nuevo León y la gente nos ayudó mucho, trajimos frazadas, ropa limpia, juguetes de los niños y sobre todo tenis para mantenernos seguros, porque la mayoría tenemos los pies destrozados por las sábanas, nuestros niños nada. conoce todo el mal que existe y vive esta experiencia como si fuera un largo camino hacia una mejor calidad de vida”, dijo Helmer Valrecho.

En un contingente numeroso y menos separado, los migrantes llegaron hasta el puente «Y» griego donde una gran cantidad de ciudadanos y personas pertenecientes a la iglesia local les proporcionaron alimentos, agua y, sobre todo, calzado cómodo para continuar. su trayecto, ya que muchos de ellos resultaron gravemente heridos en una pierna debido a la gran cantidad de kilómetros recorridos.

“Sabemos que este paso es difícil, pero la gente nos está ayudando mucho, hasta aquí han llegado dos alcaldes, son médicos y nos han atendido, por lo que les agradecemos mucho porque aunque el camino es difícil y peligroso , nos ayudan con acciones que hacen más llevadera esta migración”.

Deja una respuesta