Andrea San Martín apareció en las redes sociales luego de varios días de ausencia luego de una cirugía de emergencia por un embarazo ectópico. La ex niña real tuvo un aborto completo, porque su salud estaba en peligro.

La televisiva perdió a su bebé y fue el 14 de junio cuando volvió a publicar en los detalles de su cuenta oficial de Instagram para compartir más detalles de su recuperación y el difícil momento que está viviendo.

“Todavía no estoy 100% embarazada, estoy tomando medicamentos. Todavía me siento un poco débil por la pérdida de sangre que había experimentado. Es muy difícil aceptar lo que ha pasado”, comenzó Andrea San Martín hablando desde el silencio de su hogar.

Asimismo, no se abstuvo de dar las gracias a sus seguidores, quienes le enviaban mensajes de consuelo y hasta historias personales. Además, enfatizó que su rol como madre no terminaría.

“He leído muchas historias de algunos de ustedes que han pasado por lo mismo, gracias porque este artículo fue muy difícil. En las finales, levantarme, estar aquí yo mismo, es algo que tengo que agradecer. Mis hijas están ahí, mi trabajo como madre, enferma o no, mi trabajo es continuo”, dijo.

PUEDES LEER: Sebastián Lizarzaburu rompe su silencio tras fuerte pérdida de Andrea San Martín

“Quiero agradecer a todas las personas que me escribieron. Todos sus mensajes me han sido de gran ayuda. El apoyo de mi familia es muy importante para hacer esto (…) no sé con cuántas personas de mi familia hablar sin perder un solo minuto, Sebastián, mi madre, mi suegra. . Ha sido importante para mi familia estar muy unida, a pesar de que mis gatos nunca me dejaron… No sé cómo describir el gran amor que sentí”, agregó.

En una serie de artículos que publicó este martes, el empresario también escribió información sobre los efectos de la intervención física en la fotografía y enfatizó que la parte es lo más difícil de superar.

“Llegué con 7.2 de hemoglobina y me pongo hierro en las venas todos los días, entre otros medicamentos, entonces no puedo hacer ningún tipo de esfuerzo y sobre todo mantener la estabilidad mental… Es una cosa muy difícil, como mujer. He vivido hasta los 32 años, eso es parte de la mente. Tenía un problema serio y estaba agradecida de tener a mi madre a mi lado”, lee.

El jueves 9 de junio, Andrea San Martín informó a través de las redes sociales que estaba en el hospital y fue operado de emergencia en una clínica local. Para mantener su privacidad, no dio excusas para su cirugía.

Así, el viernes 10, uno de Sebastián Lizarzaburu dejó en claro que su internación inmediata fue provocada por la pérdida de un hijo. A raíz de la crisis tuvo que hacerse una histerectomía; es decir, la extirpación completa del útero.

“Se realizó una histerectomía. “Perdí tanta sangre que me tuvieron que poner 2 onzas de (sangre) eglobular y yo seguía en estado crítico y en recuperación”, dijo.