En este momento estás viendo 4 claves para dormir a tu bebé con música en menos de 10 minutos

4 claves para dormir a tu bebé con música en menos de 10 minutos

Se dice que «la música domestica a las fieras» y puede hacer lo mismo con los bebés y los niños pequeños. Según la Fundación Nacional del Sueño de los Estados Unidos, los bebés deben dormir entre 14 y 17 horas en cualquier período de 24 horas. Algunos incluso lo hacen hasta 18 o 19 horas al día.

No será hasta los 6 meses cuando el bebé empiece a dormir seguido, lo que en términos pediátricos significa más de 6 horas seguidas.

Entre uno y dos años de edad, el requerimiento diario de sueño de un niño oscila entre 11 y 14 horas al día, incluidas una o dos siestas para despertarse.

Pero, ¿qué pasa con los niños que duermen poco o mal? La música y el ambiente acústico pueden ayudarte en tu búsqueda para lograr que se duerman y calmar su llanto. Entre sus beneficios, tiene la capacidad de disminuir el ritmo cardíaco y mejorar la saturación de oxígeno en la sangre.

Estas son las 10 mejores canciones para despertar con energía, según la ciencia

Es importante incorporar sonidos relajantes en el ritual de sueño de un bebé para entrenar a los pequeños para que se duerman antes. Para ello, es importante que no estimules la música y pauses su reproducción antes de que el bebé se duerma por completo. Las luces deben ser tenues y el ambiente debe ser tranquilo, limpio y con buena temperatura.

La Dra. Lynelle Schneeberg, profesora clínica de la Facultad de Medicina de Yale y directora del Programa de Sueño Conductual del Centro Médico Infantil de Connecticut, desaconseja usarlo todas las noches o, de lo contrario, «siempre dependerá de él para conciliar el sueño». , y se convertirá en una muleta imprescindible, recoge Paternal.

Ruido blanco, una opción estupenda para bebés 

Desde el blog Happiest Baby recomiendan calmar el llanto con un sonido sibilante, vibrante, áspero y con el mismo volumen que tu llanto. El clásico «shhhhhhhh».

Para que el bebé se duerma, el ruido blanco es ideal. Es una señal sonora que contiene todas las frecuencias audibles existentes. Se recomienda tener un volumen similar al del agua corriente de la ducha (65 a 70 decibelios).

Un estudio británico de 40 niños con dificultades para dormir encontró que el 80 % de ellos se durmió en 5 minutos escuchando ruido blanco, en comparación con el 25 % del grupo de control que se durmió espontáneamente.

Puede usar sonidos de electrodomésticos como secadores de pelo, sonidos del útero que le recuerdan el útero o sonidos de la naturaleza como lluvia ligera u olas del océano, muy relajantes.

La recomendación de Pequesalus es que la fuente de ruido blanco del bebé se coloque a una distancia mínima de 200 cm de la cuna.

Misma cadencia

Misma cadencia

Es importante que la secuencia se repita y que el sonido no se altere mucho. Debe ser música suave, sin cambios de tempo ni de volumen para no provocar el despertar del bebé.

La familia debe tratar de enmascarar el ruido ambiental fuerte de la casa evitando colocar la televisión a un volumen alto cerca de la cuna.

La música clásica y las nanas tienen la fórmula mágica

La música clásica y las nanas tienen la fórmula mágica

La música clásica se utiliza para que un niño se duerma: algunos estudios hablan del «efecto Mozart», a través del cual se estimula el desarrollo emocional y cognitivo al escuchar periódicamente las piezas del famoso compositor alemán.

Destaca la canción de cuna más famosa: Op. 49, nº4 de Johannes Brahms. En YouTube y plataformas como Spotify, puedes encontrar listas de reproducción especializadas de música infantil, incluidos sonidos suaves de la naturaleza, canciones clásicas y otros formatos.

Las propias canciones de cuna tienen un ritmo triple, un ritmo diseñado para que los bebés se duerman y se duerman.

Según una investigación publicada en la revista Pediatrics del Beth Israel Medical Center de Nueva York, sirven para mejorar el desarrollo neurológico del bebé, regular sus funciones fisiológicas, aumentar la calidad del sueño, la conducta alimentaria y el aumento de peso.

El método RBL (ritmo, respiración y nana), interpretado en directo por musicoterapeutas, funciona desde hace una década en la unidad de cuidados intensivos neonatales del hospital de La Paz (Madrid).

5 o 10 minutos suelen bastar, siempre que se sigan de silencio

5 o 10 minutos suelen bastar, siempre que se sigan de silencio

Hay unas pautas que la música debe cumplir para que el bebé duerma. Por lo general, una dosis de música o sonido de 5 a 10 minutos es suficiente, seguida de silencio.

No lo dejes solo con la música; es más efectivo tararearla, cantarla suavemente y mecerla para que se duerma. Tocar un instrumento suave, como acordes repetidos en una guitarra, también es efectivo.

Recuerda que si te gusta una canción y te relaja, puedes transmitirle esa sensación a tu hijo cantándole esa melodía.

Si el niño ya tiene 3 años, puedes buscar la música que le gusta. Lo ideal es que sea circular, envolvente y repetitivo, con o sin letra. ¡Dulces sueños!

¿Cómo dormir en 10 segundos?

¿Cómo dormir en 10 segundos?

dormir en 10 segundos

  • Relaja la cara, cierra los ojos y respira lentamente para relajar los músculos de la boca y la lengua.
  • Baje los hombros lo más bajo que pueda.
  • Exhala y relaja tu pecho.
  • Continúe relajando las piernas, enfocándose primero en una y pasando a la otra.

¿Cómo dormir en 7 segundos? «Cuando respiras, lo haces de forma suave y natural por la nariz, contando hasta 4 segundos. Así que tienes que contener la respiración durante siete segundos», explica. Cuando vayas a exhalar, debes expulsar todo el aire de tus pulmones durante ocho segundos.

¿Por qué mi bebé tiene sueño pero no se duerme?

¿Cuál puede ser la razón por la que el bebé no duerme durante el día? Un entorno excesivamente estimulante, por ejemplo, puede ser una de las razones por las que tu bebé no quiera dormir la siesta durante el día. La televisión siempre encendida, los juegos a todas horas, las numerosas visitas… esto puede desconcertar al niño.

¿Qué pasa cuando un bebé duerme poco? ¿Cuál puede ser la razón por la que el bebé no duerme durante el día? Un entorno excesivamente estimulante, por ejemplo, puede ser una de las razones por las que tu bebé no quiera dormir la siesta durante el día. La televisión siempre encendida, los juegos a todas horas, las numerosas visitas… pueden resultar desconcertantes para el niño.

¿Por qué le cuesta dormir a mi bebé?

Las razones por las que se despiertan pueden ser tan variadas como los diferentes patrones de sueño que tienen los bebés de seis a nueve meses. Pero en general, lo más común es que todavía no saben conciliar el sueño por sí solos, por lo que al despertar necesitan sentirse cerca de sus padres.

¿Cómo saber si mi bebé sufre de insomnio?

– Más frecuentes son los movimientos rítmicos relacionados con el sueño. Son conductas motrices rítmicas y estereotipadas que el niño realiza con la cabeza, el cuello, el pecho o todo el cuerpo. Los repite antes de acostarse durante minutos, incluso horas.

¿Cuáles son las causas del insomnio en los niños? Las causas que llevan al insomnio infantil pueden ser diferentes: Malos hábitos: estar acostumbrado a tener estímulos para dormir (padres, luz, historia…) y no poder conciliar el sueño al despertar. Estrés: Horarios irregulares, problemas familiares, ansiedad por separación, miedos infantiles, sobreexcitación.

¿Por qué mi bebé tiene sueño pero no se duerme?

Según la teoría de la regresión del sueño, esto sucede cuando tu bebé está pasando por un hito en su desarrollo físico, emocional o cognitivo. La regresión del sueño generalmente ocurre en niños de hasta 3 años y dura de dos a seis semanas.

Deja una respuesta